CSIF suscribe acuerdo con la Junta de Andalucía para la aplicación del teletrabajo por pandemia

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios en Andalucía (CSIF-A) ha alcanzado un acuerdo con la Administración autonómica en el marco de la Mesa General de Negociación del personal de la Junta de Andalucía para la aprobación de las medidas organizativas para la aplicación temporal del régimen de trabajo no presencial en el marco de la actual crisis sanitaria.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios en Andalucía (CSIF-A) ha alcanzado un acuerdo con la Administración autonómica en el marco de la Mesa General de Negociación del personal de la Junta de Andalucía para la aprobación de las medidas organizativas para la aplicación temporal del régimen de trabajo no presencial en el marco de la actual crisis sanitaria. El acuerdo ha contado también con el respaldo de UGT.

A partir de esta regulación transitoria acordada ahora, CSIF Andalucía aspira a "dar pasos firmes" hacia una regulación estructural y permanente de la modalidad laboral no presencial, según ha informado el sindicato por medio de una nota.

La secretaria de Comunicación y Relaciones Institucionales de CSIF Andalucía, Yolanda Salgado, ha explicado este lunes que se ha tratado de unas "negociaciones intensas" que se han prolongado durante varios días y ha defendido "oportuno y necesario firmar un pacto" al entender que "hubiesen sido más restrictivas, sin ninguna duda, las medidas organizativas que la Administración hubiese implementado de forma unilateral".

Salgado ha detallado que "CSIF ha aportado y negociado matices al borrador inicial que son esenciales para salvaguardar la salud de los empleados y empleadas públicas y de toda la ciudadanía usuaria de la Administración, así como para velar por el buen funcionamiento de la misma".

La responsable sindical ha subrayado que "lo que se establece en el protocolo sellado este lunes son medidas organizativas de carácter transitorio, con la opción del trabajo no presencial como medida principal" y ha querido dejar claro que "no debemos entenderlo como la regulación del teletrabajo en Andalucía, puesto que ésta aún está en proceso de negociación".

"El teletrabajo que se regula en este protocolo viene a dar respuesta a un contexto de emergencia sanitaria, y más concretamente a lo que venimos llamando fase de nueva normalidad, donde las empleadas y los empleados públicos que desarrollen algunas de las funciones enunciadas en el mismo puedan tener opción a trabajar de manera no presencial el 20% de la jornada semanal como norma general".

Ese porcentaje aumentará hasta alcanzar el 100% para responder a situaciones como "el caso de personas especialmente sensibles o cuando debido a las características del centro de trabajo sea necesario limitar la afluencia", según ha precisado Salgado.

Este protocolo de actuación "regula situaciones excepcionales que necesariamente necesitan medidas organizativas excepcionales".

Entre los supuestos contemplados por el acuerdo, la secretaria de Comunicación y Relaciones Institucionales de CSIF-A ha indicado que "prestarán sus servicios en la modalidad de trabajo no presencial aquellas personas con menores de 14 años o dependientes que resulten afectados por el cierre total o parcial de los centros educativos o asistenciales".

La medida se establecerá también para situaciones de movilidad limitada y para casos de contagio de algún miembro de su unidad familiar.

Salgado ha incidido en que "desde CSIF entendemos que todas las resoluciones deben estar motivadas, máxime cuando sean desfavorables para el trabajador o la trabajadora".

El sindicato ha considerado "absolutamente necesario contar con una comisión técnica de seguimiento para velar por el buen cumplimiento de este protocolo y llevar a cabo un seguimiento de las incidencias que puedan suscitarse".

Cobertura para docentes y sanitarios

En el documento firmado este lunes con la Junta se establecen las medidas organizativas para afrontar la situación derivada de la pandemia, y que dan cobertura también a los colectivos de docentes y sanitarios, de manera que "se ha arrancado a la Administración este compromiso como paso inicial para que la regulación de la modalidad no presencial se desarrolle en las respectivas mesas sectoriales de negociación".

CSIF ha entendido que "la posibilidad o no de teletrabajar debe vincularse al puesto en sí y a sus características específicas, de manera que la autorización para teletrabajar no debe estar condicionada por subjetividad o arbitrariedad del jefe de servicio de turno", ha explicado Salgado.

Ha defendido que el teletrabajo sea una opción y no sólo esté relacionado con cuestiones relativas a la conciliación, sino que constituya "una elección por parte de las trabajadoras y los trabajadores que desempeñen puestos en los que se defina que es posible ejercer dicha modalidad".