El sector hostelero onubense señala que un 15% de empresas han cerrado desde la cuarentena

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Huelva (Apehh), miembro del Círculo Empresarial de Turismo (CETH), ha indicado que un 15 por ciento de empresas de la provincia han cerrado desde el estado de alarma en España. Además, desde el CETH han señalado que algunos informes prevén que antes de que finalice el año se podría haber perdido más de un 60 por ciento de las empresas de este sector en Huelva y Andalucía.

La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Huelva (Apehh), miembro del Círculo Empresarial de Turismo (CETH), ha indicado que un 15 por ciento de empresas de la provincia han cerrado desde la cuarentena decretada por el estado de alarma en España. Además, desde el CETH han señalado que algunos informes prevén que antes de que finalice el año se podría haber perdido más de un 60 por ciento de las empresas de este sector en Huelva y en Andalucía, ya que el dato "va parejo".

Así lo ha indicado el secretario general del Círculo Empresarial de Turismo de Huelva, Rafael Barba, que apunta que aunque es el dato que se desprende de algunos de los informes que manejan, considera que es "demasiado pesimista" porque "sería una catástrofe".

De este modo, Barba ha indicado que lo que consideran "principal" es acometer "medidas de rescate" para el sector, puesto que han perdido "la esperanza" de que cambien las restricciones impuestas e incluso prevé que las mismas "van a ir a peor".

En este contexto, ha subrayado que han puesto en duda ante la Junta de Andalucía que las medidas tomadas "tengan respaldo científico justificable" porque "el virus no tiene horarios", pero cree que ya el debate sobre las restricciones debe quedar "en un segundo plano" y comenzar a hablar de "lo que viene por delante" ya que cuando pasen unos días "que comience a cambiar el clima, a llover y con todo el mundo trabajando habrá muy poca gente en los bares".

Ahí, ha incidido en que es "cuando se verá la dimensión del problema", porque "ahora venimos con el efecto placebo del verano, con la gente en las calles y las terrazas", pero que cuando llegue noviembre "va a ser una verdadera tragedia si no hay ayudas", a la par que ha recordado que "los sectores pesquero y agrícola tienen ayudas cuando no pueden trabajar por un temporal o por cierres de caladeros".

Por ello, piden la prórroga del plazo de carencia del ICO solicitado en marzo porque "si no hay clientes y por tanto ingresos, no se va a poder pagar", así como la bonificación de la tarifa de autónomo, entre otras medidas.

De otro lado, ha aseverado que "se ha puesto el foco en el sector, pero no se puede dejar caer el 14 por ciento del Producto Interior Bruto Nacional", al tiempo que ha criticado que se le pongan tantas restricciones y "luego no se respeten las distancias a la entrada de los colegios". Además, ha recordado que las nuevas medidas se tomaron a mitad de agosto y que los contagios "no han descendido", por lo que considera que si la medida ha sido adoptada "con criterio" debería haber "un efecto y un resultado".

Por su parte, el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería, Antonio Ramón Macías, ha pedido más "sensibilidad" con el sector porque "se muere" y ha recordado el cierre de las salas de ocio nocturno desde mitad de agosto, además de "todas las pérdidas que conlleva para proveedores y empresas de bebida y alimentación" las medidas impuestas.

Asimismo, ha apuntado que el no poder fumar en las terrazas condiciona que una persona se pueda sentar, al igual que el "problema" con el que se encuentran las salas de celebraciones que, según ha indicado, han recibido cerca de un 90 por ciento de cancelaciones de bodas y comuniones porque "no pueden tener barra libre y tienen que estar cerrados a la una, "con la limitación del aforo de 150 personas en exterior y 100 personas en interior".

En este sentido, se ha lamentado de que a la hostelería "la están demonizando y criminalizando como si tuviera la culpa de todos los contagios, cuando se ha demostrado que en la hostelería solo se da un 15 por ciento de los infectados como mucho, pero es el único sector que está pagando".