La Junta adelantará 17 millones a los operadores de autobús por las pérdidas en el estado de alarma

La Consejería de Fomento espera que esta cuantía ayude a paliar la situación de un sector que "no sólo ha sido y es clave para la movilidad de los andaluces, con 70 millones de viajeros anuales, sino que mantiene más de 10.000 empleos directos en Andalucía y otros tantos indirectos", según ha explicado en un comunicado el Gobierno andaluz.

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha presidido en la mañana de este jueves el Comité Ejecutivo de la Federación Andaluza Empresarial de Transporte en Autobús (Fandabús), en el que ha informado de la decisión del Gobierno andaluz de adelantar unas partidas extraordinarias a los concesionarios de transporte por carretera por las pérdidas sufridas durante el estado de alarma.

Esta cuantía, que se estima en alrededor de 17 millones de euros para los meses de marzo, abril y mayo, "ayudará a paliar la situación de un sector que no sólo ha sido y es clave para la movilidad de los andaluces, con 70 millones de viajeros anuales, sino que mantiene más de 10.000 empleos directos en Andalucía y otros tantos indirectos", según ha explicado en un comunicado la Junta.

Marifrán Carazo ha agradecido a los operadores de transporte el esfuerzo que han realizado en estos meses de confinamiento, donde han mantenido el servicio de autobuses con caídas de la demanda de hasta el 95 por ciento.

"El gobierno ha decidido introducir, dentro del decreto de medidas extraordinarias y urgentes ante la situación generada por el Covid-19, este fondo extraordinario a los operadores del transporte para garantizar el servicio y ayudar a las empresas a que tengan liquidez", ha manifestado la consejera, que ha indicado que "Andalucía es de las primeras comunidades que ha tomado una decisión de este calado mientras se está a la espera de que el Gobierno central concrete las ayudas que se comprometió para el sector del transporte". Comunidades autónomas como Cataluña o Comunidad Valenciana han pedido información sobre este decreto para anticipar también ayudas al sector en sus territorios.

Por su parte, el presidente de Fandabús, Valeriano Díaz, ha valorado esta partida "tan necesaria aunque insuficiente, para garantizar temporalmente el funcionamiento de los operadores andaluces" y ha explicado que las limitaciones de movilidad que se decretaron durante el estado de alarma "supusieron un brusco y generalizado descenso de viajeros". "Actualmente, todavía no se ha recuperado la demanda previa a los meses de confinamiento y pese a ello, los concesionarios de transporte siempre han ofrecido una oferta por encima de la demanda", ha detallado.

La primera cuantía, que se estima en alrededor 17 millones de euros, atiende "al desequilibrio económico de estos operadores durante los meses de marzo, abril y mayo, con caídas de la demanda de hasta el 95 por ciento y se realiza mientras se espera que se concreten las ayudas anunciadas por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para el sector del transporte y ante la urgencia existente por el precario estado de las cuentas de los concesionarios, algunos de los cuales se han planteado abandonar la prestación del servicio debido a su delicada situación económica", según ha explicado la Junta. Además, el decreto ley recoge un segundo tramo de compensación hasta el 31 de octubre de 2020.

El Gobierno andaluz ha reconocido que el servicio del transporte público por carretera es "uno de los más afectados por la crisis sanitaria del Covid-19", ya que durante más de tres meses, debido al confinamiento, se restringieron los desplazamientos solo a servicios esenciales.

Las condiciones en las que se venían prestando los servicios han conllevado "un incremento extraordinario del déficit de explotación que justifica el establecimiento de una compensación económica extraordinaria de los contratos de concesión de servicios de transporte público regular de viajeros de uso general por carretera".

El Real Decreto ley 22/2020, de 16 de junio, autorizó del Fondo Covid-19 un crédito extraordinario a las comunidades autónomas de 272 millones de euros para los servicios regulares permanentes de uso general de viajeros interurbanos por carretera, dentro de su ámbito competencial.

No obstante, en ese mismo Real decreto ley recuerda que ese reparto territorial se realizará tras la publicación de la correspondiente Orden ministerial en diciembre de 2020. "Aún no se sabe lo que le corresponde a Andalucía", ha puntualizado Marifrán Carazo.

La compensación económica se cuantificará a través de un cálculo entre los ingresos teóricos y los ingresos reales, donde se tendrá en cuenta, además de los costes fijos y kilómetros recorridos, los costes de limpieza y desinfección.

Además de este adelanto, la Junta de Andalucía puso en marcha hace unas semanas una campaña institucional para "la promoción del transporte público que genere confianza y seguridad en el usuario del transporte público y que permita la recuperación del nivel de usuarios cuanto antes". A esta campaña se sumará otra que tendrá lugar el próximo mes de septiembre y que ahondará en la importancia del sector del transporte público por carretera.

En Andalucía existen 122 contratos de concesión, con 80 operadores de transporte que ofrecen más de mil rutas con unos 1.500 autobuses, y 7.000 puntos de subida/bajada de viajeros (estaciones, apeaderos y marquesinas). Con este sistema concesional se ofrece un servicio de transporte público regular de viajeros por carretera a los 8,6 millones de andaluces, movilizando unos 70 millones de viajeros al año, sin que esto suponga coste alguno para la Administración.