Las residencias saludan las nuevas medidas de Junta y piden un plan de contingencia para anticiparse a futuros rebrotes

El presidente del Círculo Empresarial de Cuidados a Personas en Andalucía (Cecua), Andrés Rodríguez, ha señalado que las nuevas medidas de prevención frente al COVID-19 en centros residenciales "son adecuadas", pero ha indicado que "los recursos de los que disponemos son insuficientes y precisamos de un plan de contingencia COVID-19 que permita anticiparnos a futuros rebrotes".

El presidente del Círculo Empresarial de Cuidados a Personas en Andalucía (Cecua), Andrés Rodríguez, ha señalado que las nuevas medidas de prevención frente al COVID-19 en centros residenciales "son adecuadas", pero ha indicado que "los recursos de los que disponemos son insuficientes y precisamos de un plan de contingencia COVID-19 que permita anticiparnos a futuros rebrotes".

Rodríguez ha indicado que las nuevas medidas de prevención en centros residenciales "son adecuadas", ya que "establecen criterios para la suspensión de las visitas que permitirán hacer frente al avance de la pandemia". No obstante, ha precisado que "existe una falta de control en el caso de las salidas para paseos, ante la imposibilidad de saber con quién se relaciona la persona usuaria durante los mismos".

"Desconocemos la virulencia de esta nueva ola, que probablemente en dos semanas se incrementará. Los recursos de los que disponemos son insuficientes y precisamos de un plan de contingencia COVID-19 que permita anticiparnos a futuros rebrotes", ha manifestado el presidente de Cecua.

Además, ha destacado que los centros residenciales han tenido que evolucionar, y aunque todavía "queda mucho por hacer, hemos solicitado al Gobierno andaluz que el 25% del Fondo Social Extraordinario se destine al sector de la dependencia con carácter finalista, con el objetivo de mejorar las condiciones de los gestores y profesionales", ha concluido.

La Junta de Andalucía va a realizar más control de las visitas, entradas y salidas de las residencias de mayores, centros de día y centros de participación activa de cara a prevenir contagios de coronavirus en estos espacios, una decisión que se anunció la pasada semana tras la tercera reunión de autoevaluación y seguimiento de las medidas del Gobierno andaluz frente al COVID-19.

Tras escuchar al comité de expertos que asesora a la Junta en esta crisis, el Gobierno andaluz señaló que en las residencias se van a suspender las visitas, los paseos, las vacaciones y otras salidas si hay un positivo en los 28 días desde el último diagnóstico o tres casos en sospecha.

Además, se realizarán pruebas PCR a todo nuevo ingreso o residente que regrese al centro "tras un periodo de más de diez días". La prueba deberá realizarse en las 72 horas previas al ingreso. Esta misma medida se tomará en el caso de los nuevos profesionales que se incorporen a los centros y para aquellos que regresen tras un periodo superior a diez días.

Igualmente, y entre otras cuestiones, todo nuevo ingreso o regreso deberá realizar cuarentena 14 días, durante los cuales se realizará vigilancia activa de síntomas por parte del personal del centro. Los nuevos ingresos se producirán en aquellos centros que no cuenten con casos positivos en los 14 días previos.