Siete de cada diez padres con hijos en edad escolar prefieren una vuelta al cole presencial, según una encuesta

El Centro de Estudios Andaluces publica una encuesta que incluye la valoración de medidas previstas para una vuelta al cole segura. De este estudio, basado en un total de 603 entrevistas a padres con hijos en edad escolar de entre 0 y 18 años, se deriva que 7 de cada 10 padres y madres prefieren una vuelta al cole presencial.

Siete de cada diez padres y madres con hijos en edad escolar prefieren una vuelta al cole presencial, según una encuesta publicada por la Fundación Centro de Estudios Andaluces (Centra) sobre la vuelta a las aulas en Andalucía, basada en un total de 603 entrevistas a padres con hijos en edad escolar, entre 0 y 18 años.

La encuesta, realizada el pasado 29 de agosto, recoge el nivel de preocupación de padres y madres ante la situación de la pandemia provocada por el COVID-19, así como su valoración respecto a las medidas previstas en materia de prevención, higiene y seguridad y en materia de conciliación, entre otras cuestiones de interés.

De este estudio de opinión se desprende, según se destaca en una nota de prensa, que la mayoría de los padres y madres optan por una vuelta al cole presencial. Así lo afirma el 76,8% de la población encuestada. De acuerdo con las medidas de seguridad previstas, un 45,8% los llevará "con toda seguridad" y un 31% lo hará también si estas medidas les suscitan confianza.

En esta línea, la encuesta consulta sobre una batería medidas para una vuelta al cole segura desde el punto de vista higiénico-sanitario y a nivel de organización de los centros educativos. En una escala de valoración de 1 a 5 sobre la necesidad de su cumplimiento, la mayoría de las medidas propuestas --lavado de manos, seguimiento del aislamiento de los casos positivos, realización de test rápidos a los sintomáticos o uso obligatorio de mascarillas, entre otras-- obtienen una puntuación superior a 4,50 puntos.

Para garantizar las medidas de seguridad, la encuesta apunta que el 30,3% de las familias andaluzas reclaman sanciones en caso de incumplimiento; un 22,1% pide una estricta vigilancia por parte de autoridades; un 20,2% cree necesaria una campaña de concienciación para padres; mientras que otro 20,4% ve necesario aplicar una combinación tanto de un régimen sancionador como de vigilancia y concienciación.

De no poder asistir a clase, señala que un 40% de los padres y madres encuestados afirman que tendrían problemas para conciliar su vida laboral y familiar. Y sobre el caso extremo de que se cerrase la clase o el centro escuela de su hijo debido a algún caso de COVID, el 75% padres opta por que las clases fueran 'on line', no presenciales, hasta que se reabriese la clase o el centro escolar.

Igualmente, ante el contexto excepcional planteado por la pandemia del COVID-19, el sondeo destaca que más del 63% de los padres y madres encuestados se declara en contra tanto de manifestaciones de profesores como de alumnos.

Asimismo, recaba la opinión de las familias sobre el seguimiento que tuvieron sus hijos del curso durante los meses en los que el estado de alarma estuvo en vigor, y el 45,3% de las familias afirma estar satisfecha con el desarrollo del curso, frente a un 37,2% que se declaran insatisfechas.